segundo premio de la vigésimo primera edición del Concurso Emprendemos de la Universidad de NebrijaUn proyecto empresarial de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) de Écija, ha obtenido el segundo premio de la vigésimo primera edición del Concurso Emprendemos de la Universidad de Nebrija, el cual, tiene como objetivo el potenciar el emprendimiento entre los alumnos y alumnas de Bachillerato y Formación Profesional de España.

Según señala el centro educativo en una nota, la idea empresarial galardonada ha sido FISVAS, la cual se basa en la fabricación y comercialización de un vaso detector de posibles drogas y diferentes sustancias estupefacientes; ya que el prototipo de vaso, tiene insertado en su interior una tira reactiva que cambiará de color cuando detecte alguna droga en la bebida.

Dicha idea surge tras conocer los numerosos casos que se repiten en los últimos años, en los que durante “las salidas de copas y festejos”, se producen ingestas de drogas involuntarias debido a la acción de terceras personas con el objeto de realizar violaciones, robos, agresiones…

Se trata, de una idea empresarial que ha sido desarrollada por las alumnas del CFGS Laboratorio Clínico y Biomédico, Clara Mª Pazos, Miriam Gallardo y Milagros García, las cuales han sido coordinadas en este proyecto por el profesor del centro educativo, Rafael Flores, el cual también ha sido el coordinador de la idea de negocio, CARMINMÓMETRO, que ha conseguido entrar en la fase final de esta edición, un proyecto realizado por alumnas del mismo ciclo formativo, Paula Guzmán y Mª del Carmen Herrador.

CARMINMÓMETRO, se basa en la fabricación y comercialización de un carmín o barra de pinta-labios, que cambiará de color en los labios de los consumidores al detectar que tiene fiebre, superando el umbral de temperatura establecido como normal, el cual, se caracteriza por que detecta de forma visual una subida o bajada de temperatura corporal y es fácil de utilizar en niños o personas dependientes, que normalmente se niegan o reaccionan con rabietas cuando intentan tomar su temperatura.

En este sentido, cabe recordar que, en la pasada edición, SAFA Écija recibió un premio especial por su trayectoria en este concurso, al ser el centro educativo que ha introducido más proyectos en la fase final a lo largo de su historia.


Compartir: