virgen del valleHoy ocho de septiembre, festividad de la Virgen del Valle, está siendo algo atípico para la gran mayoría de los habitantes del municipio ecijano que este año no verán por las calles astigitanas la imagen de su Patrona y Alcaldesa Perpetua de la Noble y Antigua Ciudad de Écija, al suspenderse la tradicional procesión de la Virgen del Valle y la mayoría de los cultos previos a esta efeméride.

Una de fiesta local que está marcada en este 2020 por la situación sanitaria que está provocando en la ciudad astigitana la pandemia del coronavirus (COVID-19) y por la cual, solo se han celebrado algunos cultos que han tenido que desarrollarse con un aforo muy limitado.

Una situación que se ha dado este mismo mediodía en la Iglesia Santa Cruz, donde se ha desarrollado la Función Principal en honor a la Virgen el Valle, a la que han asistido a esta Solemne Función Eucarística una pequeña representación de la Corporación Municipal y de las autoridades civiles y militares de la ciudad, debido a las limitaciones de aforo exigidas por las medidas sanitarias, las cuales, hicieron que no pudiera celebrarse la Semana Santa de 2020.