cables sobre torres y espadañas ecijanasEste pasado mes de septiembre se han cumplido dos años desde que la Asociación de Amigos de Écija, remitiera al presidente del consejo de administración de la compañía de electricidad Endesa, un escrito para solicitarle su apoyo para la retirada del cableado eléctrico y telefónico que impide una correcta visualización de los monumentos ecijanos, como son las torres y espadañas.

Según señalan desde la propia asociación ecijana, en el escrito enviado hace ya dos años se indicaba que la ciudad de Écija “está catalogada como uno de los mejores conjuntos barrocos de España; dentro de los monumentos edificados en este estilo destacan sus once torres y sus espadañas, que, tanto en su unidad como de forma individual, constituyen el signo de identidad más conocido de Écija en el terreno de la arquitectura y el arte”, ya que las torres ecijanas “tienen una doble vertiente en su importancia artística, la primera es el conjunto que, en una visión panorámica desde las alturas que rodean la ciudad, se muestra como un atractivo singular por su variedad estructural y decorativa y la segunda es la individualidad artística de cada una de las torres y espadañas”.

Por dicho motivo, se puso en conocimiento de esta compañía eléctrica que “muchas de estas torres y espadañas se ven cruzadas por diferentes cables eléctricos que incumplen la vigente Ley 14/2007, de 26 de noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía, en especial su Artículo 19, sobre Contaminación visual o perceptiva, que dice:

1. Se entiende por contaminación visual o perceptiva, a los efectos de esta ley, aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione su contemplación.

2. Los municipios en los que se encuentren bienes inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía deberán recoger en el planeamiento urbanístico o en las ordenanzas municipales de edificación y Urbanización medidas que eviten su contaminación visual o perceptiva. Tales medidas comprenderán, al menos, el control de los siguientes elementos: b) Las instalaciones necesarias para los suministros, generación y consumo energéticos”.

Por lo expuesto anteriormente, en dicho escrito se solicitaba que “se retiren, en la medida de lo posible y buscando otra alternativa, ya que los cables que cruzan dichas torres y espadañas, son muchos de ellos auténticos atentados visuales que obran en claro detrimento de la majestuosidad de nuestro Conjunto Histórico Artístico”; por lo que, “no dudamos de su buena disposición para solventar este problema y por ello nos mantenemos a la espera de su parecer acerca de cuanto exponemos arriba”, así finalizaba el texto del escrito remitido hace dos años al presidente del Consejo de Administración de Endesa.

Por tal motivo, la Asociación de Amigos de Écija está estudiando en la actualidad la posibilidad de acudir a los tribunales para que Endesa de cumplimiento a la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, ya que “se han cumplido más de dos años de la remisión de dicho escrito sin que la compañía se haya molestado en dar acuse de recibo al escrito y lo que es más importante, no ha tomado ninguna medida para la retirada del cableado eléctrico”, según manifiesta Juan Méndez Varo, miembro histórico de la Asociación de Amigos de Écija, el cual, añade para finalizar que “miembros de la propia asociación se trasladaron a Sevilla para llevar personalmente su preocupación por el grave perjuicio que está sufriendo nuestra ciudad, uno de los conjuntos histórico más importante de España”.