El ecijano Manuel Díez Crespo, afamado poeta y periodista en la España del siglo XX.Manuel Díez Crespo, nació en Écija a las cinco horas del día 26 de Abril de 1910, en la calle Aguabajo nº 9, hijo de César Díaz García, natural de León y de María del Pilar Crespo y Maure, natural de Estepa (Sevilla); nieto por línea paterna de Benito Díez López, natural de Astorga (León) y de Manuela García González, natural de León y por línea materna de Eduardo Crespo Rodríguez, natural de Estepa y de María Jesús Moure Yaurias, siendo bautizado en la Parroquia de Santa Bárbara. Fueron testigos Manuel Bermudo Portela y Manuel Ostos y Ostos (Registro Civil de Écija, tomo 89, página 309).

Torre e Iglesia de la Victoria de Écija. Por Juan Méndez Varo."En el solar de este templo existía una antigua ermita dedicada a San Martín, que pasó a los religiosos Mínimos en 1505. Fue el cuarto convento de esta orden que se fundó en España, en vida de San Francisco de Paula. Durante el siglo XVIII se hicieron obras de interés, siendo la de más importancia la construcción de la torre, que se remató en 1757. La portada labrada en mármoles es de estilo barroco. El interior es de una arquitectura sencilla con planta de cruz griega. Entre los retablos destaca al Mayor, del siglo XVII, presidido por la Virgen de la Victoria y el Santísimo Cristo de Confalón. Los enterramientos de los marqueses de Peñaflor se encuentran en el interior de esta iglesia".

En el Siglo XIX, un ecijano, Fray Luciano del Pozo, Cronista y archivero de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Por Ramón Freire Gálvez.Se llamó en la vida civil, MANUEL DEL POZO Y ZALAMEA, adoptando, cuando ingresó en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, el nombre de FRAY LUCIANO DEL POZO.

salida en rogativa del Cristo de Confalon"La sequía que atravesamos no es un hecho puntual. A través de los años se han ido originando ciclos de sequía que originaban grave problemas en la población. Recuperamos una salida extraordinaria del Cristo de Confalon, el 4 de abril de 1929 del templo de la Victoria de la ciudad de Écija para implorar su auxilio para remediar la sequía".

El primer cancionero de coplas flamencas, de un ecijano, semianalfabeto, llamado Manuel Balmaseda y González. Por Ramón Freire Gálvez.En una de las arterias de la Ronda del Ferrocarril de Écija, existe una calle que lleva por nombre “Poeta Balmaseda González”. Justo reconocimiento a un ecijano, que con muy poca cultura, por no decir ninguna, dentro de su memoria, cultivó grandes cantidades de letras flamencas, que como verá usted querido lector más adelante, gracias a Luis Montoto y Antonio Machado, fueron recogidas en lo que se llamó Cancionero de coplas flamencas y con ello perpetuaron la memoria de este también ilustre astigitano.