De algunos hechos, sucesos, anécdotas y otras noticias relacionadas con la Ciudad de Écija. Encontradas en las Hemerotecas Españolas. (Capítulo XLVIII) Por Ramón Freire GálvezComienzo este capítulo con un hecho inédito e infrecuente en el mundo estudiantil de la época, que ocurrió en Écija y que por su dimensión, mereció la pena ser recogido en los periódicos y semanarios españoles y que, aunque creo haberlo relacionado en otro de mis capítulos, para demostrar su importancia, lo reflejo del publicado en La Vanguardia Española, del viernes 17 de diciembre de 1954, que decía así:

Sobre las Saetas. Artículo escrito por el ecijano Benito Mas y Prat, publicado el 30 de marzo de 1885 en La Ilustración Artística, número 170Sobre las Saetas. Artículo escrito por el ecijano Benito Mas y Prat, publicado el 30 de marzo de 1885 en La Ilustración Artística, número 170Oiga querido lector, que es verdad, que sí, que faltan solo unos días para que llegue la primavera y así, el día 25 de este mes, celebraremos el Domingo de Ramos, tan ansiado para nosotros los cofrades. Y además le digo una cosita, hay que estrenar algo dicho día, en todos los miembros de nuestras familias.

FERIA DE SAN MATEO EN ECIJADoy inicio a este capítulo con una noticia recogida de La Vanguardia Española, del viernes 22 de septiembre de 1950 que dice así:

“LA FERIA DE SAN MATEO EN ECIJA. Écija, 21. Con extraordinaria animación, ha dado comienzo la feria de San Mateo. El mercado de ganado se halla muy concurrido y abundan las especies caballar y de cerda. Aún no se han verificado operaciones ya que, corrientemente, el primer día se dedica al tanteo.

ARTE Y TRAGEDIA: JIMENEZ TORRESSomos muchos los aficionados taurinos ecijanos que, con añoranza, recordamos aquellas gloriosas tardes de toros en el astigitano ruedo de Pinichi y todavía quedan algunos, ya con las huellas de la senectud en rostro y cabellos, que cuentan con qué pasión se vivía la rivalidad taurina existente en Écija allá por los años 1950-70, hasta el extremo de que en la Revista de Feria Écija, año 1958, aparece un bello artículo que es el recupero como comienzo de este capítulo, como ejemplo de lo que suponía para Écija que sus toreros llevasen el nombre de nuestra ciudad por los ruedos taurinos españoles y americanos:

Un Ecijano, Agustin Lacort Ruiz, Director de Balnearios de Aguas Minerales en la España del XIX y XX.Lo he dicho y escrito en muchas ocasiones. El nombre de Écija, a lo largo de los siglos, quedó grabado en la historia, consecuencia directa de los cargos que ocuparon durante su vida los nacidos en esta bendita tierra y también por los hechos en que participaron.