La falta de recursos docentes, exigía del profesorado de la época agudizar el ingenio y recurrir a nuevos métodos, algunas veces casi heroicos. En esta fotografía podemos apreciar la representación de un teatro leído en el Colegio R.E.M. El Valle, que a falta de medios se convertía muchas veces en la única posibilidad que los niños/as tenían de conocer —participando-obras de Cervantes, Calderón o Moratín (que eran los autores más "autorizados" por entonces).

Este nuevo capítulo de hechos y noticias, lo voy a encabezar con un desagradable incidente, acaecido en nuestra Ciudad el mes de Septiembre de 1890, que hirió gravemente la sensibilidad y los sentimientos católicos de los ecijanos y del que se hicieron eco los periódicos de la época. Lo encontramos publicado en La Fidelidad Castellana de 22 de Septiembre de 1890 y dice así:

La Agrupación Escolar Mixta "El Valle", tenía a extramuros de la ciudad en el camino del cementerio dos edificios docentes llamados "tipo Sevilla", levantados a ambos lados del referido camino y compuestos de 6 aulas cada uno.

Cuando yo estaba destinado en Málaga, un amigo mío, avezado ya en años y en experiencias de todo tipo, me dijo en cierta ocasión: El ser humano se cansa y sacia de todo, de hombres y mujeres, del juego, de la bebida, de juergas, de todo, menos de... dinero. Y digo esto porque no han sido pocos los casos de corrupción que han acaecido en los últimos tiempos en esta patria nuestra (los que se han descubierto, que algunos habrán quedado en ignorado paradero, digo yo), pero como todo, es cíclico ello y digo esto porque ya que en el año de 1923 y relacionado con Écija concretamente, aparece una noticia publicada en el diario extremeño El Correo de la Mañana, del jueves 14 de junio de 1923 que dice así:

El Casino de Artesanos es el más antiguo de la población y cuenta con más de un siglo de existencia. Es modelo de casino entre los de su clase, contando con bellas instalaciones, magnífico salón de fiestas, rica biblioteca y un teatro que, durante algún tiempo, se utilizaba para dar funciones teatrales por el cuadro artístico de la propia sociedad.