Ilustración ArtísticaNo sé si la historia que contó nuestro paisano Mas y Prat en la publicación semanal citada, era verdadera o producto de su imaginación, pero desmenuzando durante su lectura el contenido de la misma, no me extrañaría que fuese un hecho real y que, al vivirlo o conocerlo, le diese pie a novelarlo con dicho relato.

obra del Abate Joseph Alexandre martignyRafael Fernández Ramírez, nació en Écija a las seis de la tarde del día 19 de Mayo de 1848, en la casa nº 3 de la calle San Francisco, siendo bautizado el día 31 de Mayo siguiente en la Parroquia de Santa María por el Cura Pedro Mateo González, imponiéndole los nombres de Rafael María del Dulce Nombre de Jesús, hijo de Manuel Fernández y María de la Asunción Ramírez; nieto por línea materna de Fernando Fernández y de Teresa Montes y por la materna de Antonio Ramírez y Ana García, siendo apadrinado por Salvador Sánchez e Isabel de Leiva (Libro de Bautismos nº 33, página 180, Parroquia de Santa María).

Colegio de Caballería de Alcalá de HenaresNació en Écija el 27 de Julio de 1841, siendo bautizado al día siguiente en la Parroquia de Santa Bárbara por el cura Valeriano Espino, imponiéndole los nombres de Ramón José María Zoilo de los Dolores, hijo de José Rubalcava y Josefa Negrón, abuelos paternos Lucas Rubalcava y María Dolores Bermudo, maternos Luis Negrón y Montiel y María de la Presentación Fernández de Córdoba, siendo apadrinado por Ramón Jesús Fernández de Córdoba (Libro de Bautismos 27, página 103, Iglesia de Santa Bárbara).

NUESTROS ROMANCES MORISCOSEn el semanario La Ilustración Española y Americana, de los días 8 y 15 de Septiembre de 1884, nuestro paisano, el ilustre Benito Mas y Prat, en pleno apogeo de su fama literaria, dejó impresa, bajo el título de Nuestros Romances Moriscos, su conocencia de todo el arte morisco en nuestra Andalucía y que nos deja un impresionante relato sobre ello y así empezamos:

El militar ecijano, Rafael María de AguilarNos encontramos ante uno de los ecijanos más importantes del siglo XVIII, consecuencia directa de su profesión de militar y los altos cargos que llegó a ocupar en las Islas Filipinas, cuando estas se encontraban bajo dominio español. La cantidad de intervenciones que, por su cargo, tuvo durante su largo mandato, hace que esta biografía pueda resultar un poco extensa, pero pretendo con ella realzar el personaje en cuestión.