Un ecijano, Miguel de ErasoMientras sigo recopilando noticias sobre nuestra Écija de diversos temas, retomo algunas biografías que poseo de aquellos ecijanos que, por sus cargos o hazañas, llevaron el nombre de Écija más allá de nuestras murallas.

Fernando Valero y ToledanoEn más de una ocasión he comentado y escrito que, uno de los ecijanos que más satisfacción me ha producido, al investigar y posteriormente escribir su biografía, en el libro que publiqué titulado Bosquejo de un tenor de ópera ecijano, fue Fernando Valero Toledano. Pues bien, para este capítulo, dentro de los datos que tengo en mi archivo, procedente de la hemeroteca digital existente en la Biblioteca Nacional de España, sobre La Ilustración Española y Americana, concretamente en su número del día 15 de abril de 1878, recojo para su conocimiento lo que sigue:

Capítulo LXIIEl año pasado, sobre este mismo mes, saltó la noticia de que un grabado de 1567 representaría a Écija en una muestra sobre el Guadalquivir en al Archivo de Indias, como así fue.

Las Golondrinas de San FranciscoVamos a comenzar el mes de Octubre, mes, no me canso de repetirlo cuando puedo, de muchísima importancia para el cristiano ecijano, pues entramos en el mes del Rosario, que hasta los confines de la tierra partió desde esta tierra astigitana, por medio del domínico Padre Peralta.

la Orden de los CarmelitasHan sido varios los personajes ecijanos de los que he dado cuenta en mis artículos anteriores, unos más importantes que otros, dependiendo del ejercicio de sus funciones y la trascendencia de sus acciones. El que ahora me ocupa, figura con letras de oro dentro de la Orden de los Carmelitas y orgulloso debemos sentirnos por ello, pues fue uno de los muchos ecijanos que dejaron su huella, incluso su vida, en otros continentes, en defensa de sus principios. En esta ocasión se trata de Luis del Hierro, que nació en Écija sobre 1569/70, hijo de Andrés Fernández del Hierro e Isabel y respecto del mismo, aclaro en el principio de su biografía, lo siguiente: