Manuel Ostos y OstosEn el año de 1909, el ecijano y ecijanista Manuel Ostos y Ostos, que fue Cronista Oficial de Écija, escribió un libro que tituló Alfajores de Écija, y que yo, junto a la asociación Amigos de Écija, reedité el año de 2014, en el centenario de su fallecimiento.

Ostos y Ostos (foto izquierda), enamorado, como estamos muchos de nuestra hermosa ciudad astigitana, escribió dicho libro dejándonos para el recuerdo diversos hechos y sucesos acaecidos en nuestra ciudad, pero en algunos dejó patente la apatía que siempre ha caracterizado al pueblo ecijano y con independencia de otros que iré dando a conocer, dado que el libro de su reedición no lo he colgado todavía en internet, hoy empiezo por el que dicho cronista tituló:

HISTORIA MENUDA

Cada vez que por estas mis aficiones, papeleo algo en honor de nuestro pueblo, recojo un nuevo desengaño. Cada vez, repito, que rebusco entre los viejos papelotes que nos dejaron nuestros mayores, comprueba más y más, la apatía, la negligencia, el abandono criminal que, desde hace más de cien años, viene imperando en la antigua Colonia Augusta. Lástima de pueblo. En todas partes se ven muestras de nuestra característica apatía.

Esa hermosa y fecunda Alcarrachela, paraíso de España, según la describió nuestro historiador Martín de Roa, allá por el año 1650... La vemos hoy sembrada de trigo y cebada, por el antiguo régimen... y el Genil, gozándose en su abundancia... y en nuestro abandono.

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir: