obra del Abate Joseph Alexandre martignyRafael Fernández Ramírez, nació en Écija a las seis de la tarde del día 19 de Mayo de 1848, en la casa nº 3 de la calle San Francisco, siendo bautizado el día 31 de Mayo siguiente en la Parroquia de Santa María por el Cura Pedro Mateo González, imponiéndole los nombres de Rafael María del Dulce Nombre de Jesús, hijo de Manuel Fernández y María de la Asunción Ramírez; nieto por línea materna de Fernando Fernández y de Teresa Montes y por la materna de Antonio Ramírez y Ana García, siendo apadrinado por Salvador Sánchez e Isabel de Leiva (Libro de Bautismos nº 33, página 180, Parroquia de Santa María).

Contrajo matrimonio el 27 de Mayo de 1882, con treinta y tres años de edad, en la Iglesia Parroquial de San Gil, el día 27 de Mayo de 1882, con María de Belén Franco Sánchez (Registro Civil de Écija, Tomo 13, página 4, matrimonios).

Al momento de su fallecimiento, ocurrido a las veintiuna horas del día 26 de Agosto de 1909, viviendo en Écija, calle Santa Cruz nº 16, consta que se encontraba casado con Belén Franco Sánchez, de cuyo matrimonio procreó a Rafael, Belén, Manuel y Fernando Fernández Sánchez (Registro Civil de Écija, Tomo 84, página 348, defunciones).

Médico cirujano de profesión, establecido en Écija, durante un periodo de tiempo dirigió el periódico local El Constitucional, escribiendo numerosos artículos. Su nombre saltó de Écija, como consecuencia de la traducción que del francés hizo, el año de 1894, sobre la obra del abate Joseph Alexandre Martigny, titulada Diccionario de antigüedades cristianas.

La mencionada obra Dictionnaire des antiquités chrétiennes (Diccionario de antigüedades cristianas), según consta en los ejemplares que posee la Biblioteca Nacional de España, comprende desde los principios del cristianismo hasta la edad media, conteniendo: I: El estudio de los usos y costumbres de los primeros cristianos.

Estudio de los monumentos. III Vestigios y muebles. Obra ilustrada con 675 Grabados en el texto. Está dedicado al Emmo. Señor D. Fr. Zeferino González y Díaz Tuñón, cardenal de la Iglesia Católica y arzobispo dimisionario de la diócesis de Sevilla. Contiene la licencia para imprimir y publicar ésta obra por D. Ciriaco María Sancha y Hervás.- Contiene la aprobación del Monseñor Gérault de Langalerie, ob. de Belley a la pr. ed. y la aprobación de Monseñor Marchall, ob. de Belley. Encuadernado en medio cuero.

Conviene recordar que el Cardenal González y Díaz Tuñón, fue uno de los filósofos más importantes del XIX. Para la edición de cualquier obra, hacían falta los permisos oficiales y la consiguiente censura. La traducción que hace el ecijano Fernández Ramírez no estuvo exenta de ella y así encontramos en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, diversa correspondencia cruzada entre el mismo y el censor Marcelino Menéndez y Pelayo, así como el informe sobre la obra que hizo el mismo, que aportamos seguidamente:

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir: