Imprimir

Rafael Ariza EspejoEl 1 de Febrero de 1826, vino al mundo en Écija el personaje mencionado, recibiendo el bautizo en la Parroquia de Santiago el Mayor al día siguiente.

Localizada su partida de bautismo en la citada parroquia, concretamente al Libro 70, página 63 vuelta, resulta:

Al margen: Gratis.- Día 2 de Febrero de 1826, Cura de esta Iglesia Parroquial de Santiago Pablo Jaén Calvo, bauticé a Rafael Blas Ignacio de la Purificación, que nació el día de ayer, 1 de febrero, hijo de Pedro Ariza y Josefa Espejo, abuelos paternos Antonio Ariza y Josefa Porcuna, maternos Antonio Espejo y Antonia de Ostos. Padrino Blas Velasco y Ávila.

Nos encontramos ante uno de los ecijanos más importantes del siglo XIX. El primero que recoge la biografía de este ilustre ecijano es Antonio Tamarit Martel y Torres, en su obra Bosquejo Histórico de la Ciudad de Écija, año de 1892, del que dice:

“Nació en Écija el 1 de febrero de 1826, siendo bautizado en la parroquia de Santiago, Hijo de antigua y distinguida familia ecijana, aunque venida a menos por los azares de la fortuna, mostró desde sus primeros años felices disposiciones para los estudios y esto hizo que un pariente suyo don Manuel Martínez de Tejada, fraile exclaustrado y hombre de grandes conocimientos, le tomara bajo su protección y se dedicara a enseñarle el hermoso idioma latino.

Por la época en que Ariza estudiaba este primer elemento de las letras, hubo aquí una sociedad de Amigos del País, (Estudió en la Sociedad Económica de Amigos del País en Écija durante los cursos 1834-1835, 1839-1840 y 1840-1841) dedicada a proteger la enseñanza y ante un tribunal de este centro sufrió el primer examen y en las aulas de dicha institución cursó durante tres años los estudios entonces llamados de Filosofía, en los que obtuvo brillantes notas.

Trasladado a Sevilla, para suplicar la falta de recursos y continuar su enseñanza, logró entrar de mancebo en una botica, consiguiendo, con la protección del farmacéutico y su constante aplicación, ver terminado el estudio de los años que le restaban de Filosofía y los de Medicina, en los que obtuvo notables y verdaderos triunfos. Mas la supresión de los médicos puros le hizo pasar a Cádiz, donde verificó sus ejercicios de licenciatura, obteniendo los mismos plácemes y felicitaciones que anteriormente.

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir: