Capítulo LXIIEl año pasado, sobre este mismo mes, saltó la noticia de que un grabado de 1567 representaría a Écija en una muestra sobre el Guadalquivir en al Archivo de Indias, como así fue.

El grabado se trataba sobre la Écija de 1567 que Georg Hoefnable 1 plasmó en un grabado que se incluiría en su obra Civitates Orbis Terrarum, donde se recogían vistas panorámicas de 39 ciudades españolas (estarán ustedes conmigo de la importancia que tenía Écija en todo el orbe, para ser una de las 39 ciudades españolas representadas en dicha obra).

La exposición estuvo expuesta hasta el 18 de marzo de 2018, siendo ello la representación de la ciudad astigitana en la muestra “Guadalquivir, mapas y relatos de un río. Imagen y mirada”, organizada por la Universidad de Sevilla, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el Archivo General de Indias.

En ella se mostraron documentos historiográficos, fotografías antiguas, laminas, mapas y portadas de libros que comparten como vínculo el Guadalquivir, del que es parte importante su principal afluente, el Genil, río que baña las tierras de Écija, la antigua Astigi.

Sobre la importancia del río Genil en la historia de Écija, nuestro paisano y amigo Fernando J. Bevía González, realizaba un espléndido comentario, que acompañó al grabado en la exposición, el cual se enmarcaba en la sección “El río como amenaza” aunque, como bien reflejó Bevia, también ha sido fuente de riqueza.

Merece la pena recordar el magnífico comentario de Fernando J. Bevía González, para que no se pierda en el baúl de los tiempos y que decía lo siguiente:

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir: