Ramón Freire Gálvez

 

De algunos hechos, sucesos, anécdotas y otras noticias relacionadas con la Ciudad de Écija. Encontradas en las Hemerotecas Españolas. (Capítulo LX)Son muchas las noticias que, a lo largo de los 59 capítulos, incluido el presente, han tenido solar dentro de los mismos, de las cuales, yo les prometo, no tenía idea de qué había ocurrido en nuestra ciudad y que, al mismo tiempo, que las he ido buscando y trasladándola, para que ustedes las conocieran, me ha servido a mí para tener conocimiento de ella.

Pues bien, dentro de ese peregrinar investigador y gracias a los muchos documentos que, sobre Écija, guardo, encuentro un artículo de un ecijanista como fue Joaquín Noguera Rosado, dentro de la revista oficial Feria Septiembre 1970, bastante interesante en cuanto a las personalidades que, a lo largo de toda la historia, habían visitado Écija y bajo el título de Visitantes ilustres de Écija, decía así:

“Desde los más remotos tiempos y a través de toda la historia, Écija ha tenido fama de ciudad aristocrática, cuna de grandes apellidos y sede de las más selecta nobleza. Esta fama, unida a la de su grandeza en todos los órdenes, ha hecho que fuese visitada por las más ilustres personalidades de todos los tiempos, reyes, políticos, santos, escritores, militares, artistas, etc.

Así tenemos que en el año 1282, visita nuestra Ciudad don Alfonso X el Sabio, que quedó prendado de las maravillas de esta vieja Astigi.

La iglesia de Santa María, alberga en el año 1414 a San Vicente Ferrer, eminente predicador de aquellos tiempos y el cual realizó un milagro durante su estancia en esta Ciudad.

Durante los años 1487 a 1490, el Monasterio conventual de Santa Inés, es la morada de la reina católica doña Isabel, la cual hace vida de comunidad con las religiosas, mientras don Fernando prepara la campaña final contra los moros. Son los tiempos en que Écija era fronteriza del reino moro de Granada. Doña Isabel hizo donación al Convento de numerosos libros corales, sillerías del coro y otros objetos. Actualmente se conserva la celda que ella habitara.

Corría el año 1527, cuando Carlos I de España y V de Alemania, visita Écija, alojándose en el Palacio de los Condes de Palma y jura ante el escribano don Alfonso de Guzmán, guardar los privilegios concedidos a la ciudad.

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir: