ANTIGUA PLAZA DE ESPAÑA DE ECIJAA fecha de hoy, no sé si Écija habrá o no obtenido todas las respuestas patrimoniales que necesita la ciudad, desde que en Junio de 1966, se aprobara el Decreto por el que se declaraba a la misma Conjunto Histórico-Artístico.

Y digo lo anterior, porque en estos más de cincuenta años desde su aprobación, han sido muchos los monumentos que no han sido restaurados, otros que han sufrido graves deterioros e incluso algunos han sido abandonados por sus moradores y desconocemos cuál será el destino que se les vaya a dar. Sólo hace falta darse una vuelta por el recinto patrimonial de Écija y tomar nota del lamentable estado que presentan algunos de sus monumentos.

Pero a lo que voy, por si alguno de ustedes no tuvo en su día o posteriormente, acceso al contenido del Decreto citado, aquí lo transcribo yo, tal como apareció en las páginas 9.324 y 9.325 del Boletín Oficial del Estado número 174 de 22 de Junio de 1966, que es como sigue:

“DECRETO 1802/1966 de 16 de junio, por el que se declara Conjunto Histórico-Artístico la ciudad de Écija (Sevilla).

Écija, una de las poblaciones andaluzas más bellas, famosas por los magníficos palacios, por sus indudables y esbeltas torres y espadañas, ha conservado todo su carácter de ciudad barroca y dieciochesca.

Por su situación topográfica tuvo siempre gran importancia, convirtiéndose en centro mercantil de una gran zona, favorecida por la vía fluvial y su proximidad a la capital de la provincia.

Primitivamente estuvo rodeada de murallas de cuyo recinto se conservan las torres llamadas albarranas y alcázares, en las antiguas puertas de la ciudad, así como algunos lienzos en cuya fabricación se ve la labor romana. Quedan algunos vestigios del circo y producto de excavaciones, un magnífico mosaico existente en la Sala Capitular del Ayuntamiento y la cabeza de germánico en el Museo Arqueológico, así como otras piezas de excepcional interés.

Ofrece Écija monumentos medievales de la categoría del Palacio Mudéjar y la Clausura del Convento de Santa Teresa; templos como el de Santa Cruz edificado en el siglo XVII sobre cimientos de otro de estilo mozárabe, de cuya fábrica quedan interesantes restos del patio claustrado, destacando en ella su sarcófago del siglo IV, de puro estilo bizantino, verdadera joya de arte, y buenos trabajos de orfebrería española; el de Santiago, notable ejemplar gótico del siglo XV; el de Santa María de la Asunción, la de la Victoria, la de la Concepción de Nuestra Señora y tantos otros, cuyas torres, campanarios y espadañas han dado tanto renombre a la ciudad.

Leer más... o descargar en formato PDF.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar