De algunos hechos, sucesos, anécdotas y otras noticias relacionadas con la Ciudad de Écija. Encontradas en las Hemerotecas Españolas. (Capítulo XLI)Como quiera que el flamenco ha sido declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad no hace muchos años, nadie pone en duda, aunque las generaciones actuales no estén mucho por la labor, que Écija fue cuna de muchos aficionados y cantaores flamencos y para ello rescato de mi biblioteca ecijana, un artículo publicado en la revista oficial de 1963, del que fue autor Manuel Martín Burgos, dedicado a ello y que decía así:

“El cante jondo en Écija. Por Manuel Martín Burgos.

En Écija y a través de los tiempos, siempre se rindió culto al cante jondo o grande, prueba de ello es que ha llegado hasta nuestros días el apogeo de su fama y artistas muy estimables que se han fundido en este crisol, por eso es muy extraño que cuando se hable de artistas del cante en antologías y libros dedicados a ello se olvide siempre a Écija en este aspecto. No es extraño, ya que se nos olvida en todo. Somos como las antiguas civilizaciones.

Barrios completos de Écija como el de la calle Zamoranos siempre dio entre los calés cantaores que dominaron la Caña como manifestación más antigua que se conoce del cante jondo, pasando por las seguidillas, polo, debla, soleá y martinetes.

Todavía nos parece oír las voces de aquellos intérpretes excepcionales que vivieron toda una época. El Cuacua, que aunque era de Marchena vivió en Écija mucho tiempo y se distinguió a compás por bulerías. Todos sabemos que el famoso Niño de Marchena, el Niño de la Huerta, El Carbonerillo se hicieron en Écija desfilando por aquel centro que se llamó Valdepeñera, que regentaba D. Pedro, que tocaba la guitarra muy acertadamente; de los de Écija, con anterioridad, fue maestra en su género La Gallina, El Gandinga, Paquita Martín La Niña de Écija, que casó con el guitarrista Julio Alonso y que vivía en calle Vélez y Merinos y que también cultivó el cante grande, siendo acompañada muchas veces a la guitarra por el aficionado Manuel Martín Cano, esta artista marchó a América y aún vive donde hizo fortuna, está retirada y vive con un hijo que es médico.

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir: