De algunos hechos, sucesos, anécdotas y otras noticias relacionadas con la Ciudad de Écija. Encontradas en las Hemerotecas Españolas. (Capítulo XL)Comienzo este año de 2018, al que le pido nos traiga, al mundo entero, la mayor de la salud y bienestar, junto con la paz social y económica necesaria para el desarrollo de los pueblos, con más noticias encontradas en las hemerotecas y que se refieren concretamente a nuestra hermosa ciudad de Écija.

En más de una ocasión y no lo he inventado yo, he comentado que la historia es cíclica. El año pasado, hacia el mes de Marzo, se formó una polémica nacional, respecto de la retransmisión de la Santa Misa a través de Televisión Española, alzándose voces, como siempre, a favor y en contra, con independencia de que ante dicha iniciativa, aumentara considerablemente el número de televidentes.

Y digo lo de cíclico, porque tengo en mi poder un pasquín de Enero de 1932, del que no les voy a adelantar nada, sino que me limito a su transcripción completa, para un mayor entendimiento, deduciéndose del mismo que en todas las épocas ocurrió algo igual o parecido a lo que me he referido antes, respecto de los católicos y cristianos. Dice así:

“Mitin anticlerical. Ciudadanos y ciudadanos ecijanos: La reacción ha demostrado, una vez más, tomando por baluarte eso que ellos llaman su sagrada religión, sus instintos puestos al servicio de egoísmos inconfesables, y con la única tendencia de moderar instintos de regeneración humana, quitando, al que todo lo produce, su esperanza de poder alcanzar una era más humana y digna de la que hasta aquí ha venido imperando y a la cual quieren sujetarse como tabla de salvación.

Todos los clericales hipócritas desenmascarados, sus frailes y monjas, peligro de las civilizaciones, que tienden por todos los medios más indignos, sujetar el afán reivindicador de los que hasta aquí han venido soportando sus imposiciones tiránicas.

El acto que brindamos a la opinión es puramente en defensa del régimen que subsiste en nuestra patria, acto que en sí guardará imperecedero recuerdo, en el cual se aunarán todas las fuerzas que trajeron la segunda República Española, para con ello demostrarle a la reacción que si alguna vez se encontrase la joven república en peligro, el pueblo dejaría atrás otras distinciones ideológicas y matices políticos, fundiéndose en torno a esta más que nunca, en contra de clericales, cavernícolas y borbones.

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar