Antes de entrar al artículo de esta semana, procede (el agradecimiento de mi familia y mío será eterno, dadas las numerosas llamadas interesándome por mi salud), dar el parte médico público, que es lo que hacemos los nobles cuando estamos postrados en el lecho del dolor.

El día 10 me quitaron unos pocos de los 40 puntos que me habían dado al operarme, el resto, está previsto su retirada para el miércoles 16. Sigo con mi convalecencia, la tensión arterial bien, nada de fiebre, de alimentación moderándome pues tengo buen apetito; todas las mañanas, a las 7,30, alrededor de mi mansión y cerca del convento de Santo Domingo, media hora andando, para que cuando el sol asoma esté quitado de en medio y ello acompañado de mi señora (que gran señora); desayuno, medicamentos, un poco de descanso y a pasar el día. A todo esto, seguimos esperando el resultado de la biopsia que está al caer. Los síntomas y el ánimo son buenos.

Y una vez facilitado el parte médico, vamos con otro ecijano de postín, como fue:

Luis de Aguilar y Medina. Nació en Écija, siendo bautizado en la Parroquia de Santa María el viernes 5 de Abril de 1597 por el cura Pedro de Ávila, hijo de Benito de Aguilar Ponce de León y de doña Elvira Manuel de Santillán y Marmolejo, siendo apadrinado por Luis de Aguilar, hermano de su padre (Libro de Bautismos 10, página 142, Parroquia de Santa María).

Fue Comendador de Vadillo en la orden de San Juan, del Consejo de Guerra de Castilla y General de los galeones de la carrera de las Indias.

Las primeras noticias sobre el mismo, las relata el Ldo. Andrés Florido, publicado en 1632, pero finalizado en 1629 aproximadamente (fecha en la que se encontraba con vida el personaje que nos ocupa), en su libro Grandezas de Écija, Adición al libro de Écija y sus Santos, por lo tanto conocedor de primera mano de los hechos hasta dicho año, acaecidos alrededor, no sólo de este ecijano, sino también de su hermano Francisco de Aguilar Manuel, fallecido en la jornada de Brasil del 2 de Abril de 1625.

Leer más... o descargar en formato PDF.


Compartir:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar