Mosaicos de la Ciudad

MOSAICO DEL "DON DEL VINO.

MOSAICO DEL "DON DEL VINO.

Hacia el siglo II d.C.
Procedencia: excavaciones en la calle Espíritu Santo c/v Barrera de Oñate (Écija, 1990)

Magnífico mosaico polícromo, en el que se representan un cortejo dionisíaco (con el dios Baco, niño, montando una pantera) y escenas relacionadas con el mito del descubrimiento de la fabricación del vino, regalo divino. El cuidado modelado de las figuras y sus excepcionales calidades pictóricas motivaron que este mosaico fuera seleccionado para ocupar un lugar destacado en el Pabellón de Andalucía de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

 

MOSAICO DEL TRIUNFO DE BACO.

MOSAICO DEL TRIUNFO DE BACO.

Hacia mediados del siglo II d.C.
Procedencia: Plaza de Santiago (Écija)

En el emblema (medallón central) se representa a Baco en una cuadriga tirada por centauros y centauresas; alrededor aparecen figuras alegóricas de las estaciones del año y escenas de la mitología griega (Leda y el Cisne, Orfeo y una musa, uno de los Dióscuros).


MOSAICO DE LAS ESTACIONES DEL AÑO.

MOSAICO DE LAS ESTACIONES DEL AÑO.

Segunda mitad del s. II d.C. o inicios del siglo III d.C.
Procedencia: excavaciones en la Avenida Miguel de Cervantes, 35 de Écija, 2003-2004

Singularísimo mosaico polícromo cuyo tema se relaciona con las estaciones del año: en el octógono central se representa la apoteosis del dios Annus ("Año"), personificación romana del ciclo anual, sentado en un trono entre dos Victorias aladas, que aparece rodeado de alegorías de las cuatro estaciones, en forma de cestas de frutos de cada época del año y de amorcillos o erotes con los atributos correspondientes y animales y aves propios de cada estación: un jabalí y patos (el invierno); un toro, una paloma y una golondrina (la primavera); un león, una perdiz y un abejaruco (el verano). Cada grupo estacional está separado por una figura que sopla, posibles alegorías de los vientos.

Dos orlas recuadran la composición central: la primera con roleos vegetales, lirios, cisnes, máscaras y cabezas de felinos (éstas, símbolos del dios Baco); la segunda, con motivos geométricos.

 

MOSAICO DEL OCÉANO.

MOSAICO DEL OCÉANO.

Mosaico del Océano, durante su excavación en la Plaza de España.


MOSAICO CON ESCENA MITOLÓGICA DEL CASTIGO DE LA REINA DIRCE.

MOSAICO CON ESCENA MITOLÓGICA DEL CASTIGO DE LA REINA DIRCE.

Hacia el siglo III d.C.
Procedencia: antiguo Convento de la Merced (Écija)

Representa una escena de la mitología griega: el de la reina Dirce, castigada por sus hijastros a morir despedazada, atada a los cuernos de un toro, por haber usurpado a la madre de éstos el trono de Tebas.


MOSAICO DEL TRIUNFO DE BACO.

MOSAICO DEL TRIUNFO DE BACO.

Hacia el siglo III d.C.
Procedencia: calle Miguel de Cervantes, 22 (Écija)

Mosaico de gran tamaño en el que aparece un cortejo triunfal del dios Baco, montado en un carruaje tirado por tigres.


MOSAICO DE DOBLE CARA.

MOSAICO DE DOBLE CARA.

Sorprendente mosaico que presenta un juego óptico: si se mira por un lado, un anciano calvo y barbado, y si se mira por el otro, un niño.

Se trata de personajes relacionados con el cortejo de Baco (el anciano es un sileno, y el niño podría ser el propio dios, ambos portando atributos báquicos, como el cayado de pastor y el tympanon o pandereta báquica).

Este mosaico se ha conservado in situ , como parte del futuro “parque arqueológico” de la Plaza de Armas, que permitirá al público visitar una interesante secuencia de vestigios, a partir del primitivo poblado ibero-turdetano de Astigi, pasando por la época romana, hasta el alcázar medieval.