Iglesias y Torres de la Ciudad

 


IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. (Siglo XVII - XVIII)

 IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. (Siglo XVII - XVIII)

La torre es de estilo barroco del siglo XVII y la portada con grandes columnas-estípites es del siglo XVIII.Aquí radica la real hermandad del Santo Entierro.

La imagen del Cristo Yacente (S. XV), está introducida en una artística urna de carey y plata del siglo XVIII. Los "relieves pasionistas" y "los Cuatro Evangelistas" están atribuidos a Duque de Cornejo (S. XVIII).

La bellísima imágen de Nuestra Señora de la Soledad es del siglo XVIII, enriquecida con la ráfaga, corona y media luna del gran platero cordobés Damián de Castro (S. XVIII).


IGLESIA DE LA LIMPIA CONCEPCIÓN DE NUESTRA SEÑORA (LOS DESCALZOS). (Siglo XVIII)

IGLESIA DE LA LIMPIA CONCEPCIÓN DE NUESTRA SEÑORA (LOS DESCALZOS). (Siglo XVIII)

La portada trabajada en ladrillo visto es barroca del siglo XVII, remata la parte superior una hornacina con una Inmaculada de barro cocido.

En el interior nos encontramos con una fastuosa decoración de pinturas al fresco y yeserías policromadas y doradas, sobre todo en cúpula y pechinas, así como en la bella tribuna que sostiene al órgano.

La carpintería "de lo fino" es extraordinaria, al igual que la colección de imágenes y retablos, donde se perciben una unidad de estilo, época y dirección artística. El "Siglo de Oro Ecijano" dejó aquí uno de los ejemplos máximos del barroco andaluz.


TORRES DE LA CONCEPCIÓN "LAS GEMELAS". (S. XVIII)

TORRES DE LA CONCEPCIÓN "LAS GEMELAS". (S. XVIII)

Las torres y la portada principal son barrocas del siglo XVIII, siendo los únicos testimonios arquitectónicos del antiguo convento.

IGLESIA Y TORRE DE SAN GIL. (Siglo XV - XVIII)

IGLESIA Y TORRE DE SAN GIL. (Siglo XV - XVIII)

La torre tiene una equilibrada arquitectura y decoración contenida, con labores muy finas de cantería, ladrillo tallado y azulejería. A. Matías de Figueroa y A. Caballero diseñaron y construyeron esta famosa torre considerada como la más elegante del barroco ecijano.

La Iglesia de estilo gótico - mudéjar (S. XV), modificada en estilo barroco en el Siglo XVIII, con cúpula en el crucero y cubrimiento de bóvedas. La imágen del Stmo. Cristo de la Salud es del Siglo XVI, entronizada en un retablo barroco del siglo XVIII.

Se conservan pinturas sobre tabla de Alejo Fernández y de Villegas Marmolejo, ambos de la Escuela Sevillana del siglo XVI.


IGLESIA DE SAN JUAN. (Siglo XVI - XIX)

IGLESIA DE SAN JUAN. (Siglo XVI - XIX)

Del antiguo edificio conserva el sagrario que se cubre con cúpula de casetones, finalizada en 1.608, que junto con la nave forman la actual Iglesia de San Juan, ya que el proyecto neoclásico de Ignacio Tomás no llegó a realizarse, paralizándose las obras a principios del siglo XIX.

Los alarifes ecijanos Lucas de Bazán y Antonio Corrales levantaron en la primera mitad del siglo XVIII la torre de San Juan, nuestra torre más emblemática llena de ritmo y color, profusamente decorada con azulejería, pináculos, ondulaciones y coronándose con el ángel-veleta que porta el estandarte de la Orden de Malta dominando el escenario grandioso de las torres ecijanas.

Al traspasar la puerta nos sorprende el conjunto inacabado, donde los nichos, las columnas, los capiteles y la vegetación nos introducen en un espacio romántico de "ruinas clásicas" de indudable atractivo.En el interior nos encontramos relieves escultóricos de Pedro de Roldán, imágenes de Duque Cornejo y pinturas de Antonio de Pereda y Juan de Espinal.

El mobiliario de la sacristía esta realizada en caoba y tallado en estilo rococó (S. XVIII), estando presidida por un crucificado de Pedro de Roldán (Siglo XVII).El escritor Luis Vélez de Guevara, "el ecijano más universal", fue bautizado en esta iglesia el 26 de agosto de 1.579.


IGLESIA MAYOR DE SANTA CRUZ.

IGLESIA MAYOR DE SANTA CRUZ. 

De estilo neoclásico, es un proyecto inacabado de José Álvarez. Por sus proporciones, pureza de líneas clásicas y por las obras de arte que atesora, se considera como uno de los templos más atractivos de la ciudad. Aquí estuvo establecida la Mezquita mayor de Écija y posteriormente se levantó una iglesia de estilo gótico-mudejar.La torre es renacentista, cuya obra se podría atribuir a Hernán Ruíz II y donde se repiten detalles arquitectónicos de la Giralda de Sevilla, se corona con un ángel-veleta que porta la Cruz de Cristo.

En el sagrario se venera a Ntra. Sra. del Valle, Patrona y Alcaldesa Perpetua de la ciudad, imágen gótica del Siglo XIII, relacionada con la Escuela de Reims.El Cristo de la Sangre fue tallado por Gaspar del Águila (S. XVI), entronizado en el magnífico retablo atribuído a Cristóbal de Guadix.

El retablo mayor es barroco del siglo XVIII, pleno de imágenes de la Orden de la Merced y presidiendo el conjunto la Virgen del Socorro atribuida a Jerónimo Hernández. La Iglesia conserva una de las obras maestras de Villlegas Marmolejo, la pintura sobre tabla de "Cristo Fuente de la vida"(S: XVI), de inspiración flamenca. La Planta inacabada de la iglesia, con los restos del arco mudéjar y del patio renacentista, configuran una visión romántica con espacios ajardinados de gran belleza.


IGLESIA DE SANTA MARIA NTRA. SEÑORA. (SigloXVIII)

IGLESIA DE SANTA MARIA NTRA. SEÑORA. (SigloXVIII)

Su poderosa torre recuerda en el cuerpo de campanas a la Giralda de Sevilla, aunque barroquizada a fuerza de azulejería romboidal y labores de cantería. La Iglesia fue proyectada por Pedro de Silva en estilo neoclásico, que levantó en el crucero la cúpula más luminosa de todas las iglesias ecijanas. De sus bienes muebles sobresalen: el retablo del altar mayor erguido como una columna tallada y dorada en rococó para sostener a "La Asunción", titular de la Parroquia y la pintura sobre tabla de la "Virgen de la Antigua", considerada como una de las obras maestras de Villegas Marmolejo.

La Capilla del Sagrario está decorada con pinturas al fresco y contiene un original retablo del siglo XVIII , levantado como arco de triunfo en honor del Stmo. Sacramento cuyo diseño es de gran personalidad.

La Lámpara y el sagrario de plata fueron realizados por el orfebre Cayetano González. La portada en estilo barroco y diseñada por Figueroa está cobijada bajo un arco muy elevado, de un efecto sorprendente, motivando una de las entradas más originales del barroco andaluz del siglo XVIII, estando ennoblecida con puertas de caoba y clavos de bronce, dando paso a un "cancel" entre mudéjar y barroco, cilíndrico y cubierto con un cuarto de esfera de lacería. >>En el patio, se muestra una interesantísima colección arqueológica con piezas desde la Prehistoria al siglo XVIII.

La más sobresaliente de la colección, es la cabeza de Germánico, mármol romano que se exhibe en el Archivo. En la plazuela se levanta el monumento a Ntra. Señora del Valle y San Pablo, Patronos de la Ciudad, obra muy singular del Barroco ecijano del siglo XVIII.


IGLESIA DE SANTIAGO. (Siglo XVIII)

IGLESIA DE SANTIAGO. (Siglo XVIII).

Es el edificio eclesiástico más interesante del Conjunto Histórico Astigitano, siendo una de las iglesias más elegantes de Andalucía la Baja perteneciente al estilo gótico - mudejar del siglo XV.Tiene añadidos de hacia 1.600 en la Capilla "indiana" de los Montero, presidida por la imágen de la virgen de gracia, atribuida a Pedro Millán. (S. XVI).

La sala de tacas y la sacristía pertenecen al barroco del siglo XVII. El sagrario, el patio y la armónica torre , diseñada por Juan Núñez, corresponden al barroco del siglo XVIII. En el interior y cubriendo el ábside de la nave central el retablo mayor, tallado en estilo de transición del Gótico al Renacimento, con relieves pasionistas y esculturas del círculo de Jorge Fernández y pinturas sobre tabla atribuidas a Alejo Fernández (S. XVI).

Esta soberbia pieza está considerada como el retablo más importante del Arzobispado después del de la Catedral de Sevilla.De gran calidad son las pinturas del retablo del antiguo sagrario, en la nave del Evangelio, atribuidas a Pedro de Campaña, el pintor máximo de la Escuela Sevillana del siglo XVI y presidiendo el conjunto, la prodigiosa imagen del cristo de la expiración considerada como una de las obras maestras de Pedro Roldán. (S. XVII).


IGLESIA DE SAN FRANCISCO. (Siglo XV - XVIII)

IGLESIA DE SAN FRANCISCO. (Siglo XV - XVIII)

Al entrar nos sorprende el amplio "compás", que se inicia con dos arcos de medio punto sostenidos por un fuste romano de granito. Las pequeñas capillas enriquecen el espacio, así como la portada de entrada a la iglesia de estilo gótico del siglo XV.

La actual iglesia de apariencia neoclásica, conserva en el crucero bóvedas góticas de la época fundacional. El retablo mayor se considera como uno de los más importantes del barroco ecijano del siglo XVII. La imagen de la Virgen de la Esperanza está atribuida a Jerónimo Hernández (S. XVI)Los "miradores" de San Francisco son los más pintorescos de la Plaza de España, cuya arquitectura nos recuerda a similares construcciones castellanas.


IGLESIA DE SANTA ANA. (Siglo XVII - XVIII)

IGLESIA DE SANTA ANA. (Siglo XVII - XVIII)

La original torre es barroca del siglo XVIII, muy ornamentada con azulejería y ladrillo tallado. La Iglesia de una sola nave con elegantes tribunas y cúpula es del siglo XVII.

Aquí está establecida la Hermandad de la Yedra, la imagen del Cristo es del círculo de Juan Martínez Montañés. (S. XVII)


IGLESIA DE LA VICTORIA. (Siglo XVI - XX)

IGLESIA DE LA VICTORIA. (Siglo XVI - XX)

En la cabecera de la iglesia se conserva de la primitiva fábrica la capilla de S. Francisco de Paula, fundador de la Orden de los mínimos, con los enterramientos de los marqueses de peñaflor.

La torre de original diseño está emparentada con la torre de la Victoria de Estepa (S. XVIII).Las portadas labradas en mármoles son de estilo barroco del siglo XVIII. El interior de sencilla arquitectura con planta de cruz griega es del siglo XX.Entre los retablos destacamos al mayor, del siglo XVII, presidido por la Virgen de la Victoria y el Stmo. Cristo de Confalón.


IGLESIA DE SANTA BARBARÁ. (Siglo XV- XIX)

IGLESIA DE SANTA BARBARÁ. (Siglo XV- XIX)

De su primitiva edificación conserva restos de la torre, hoy convertida en espadaña, sobria construcción de arcos apuntados trabajados en ladrillo visto y perteneciente al gótico - mudéjar del siglo XV.

La iglesia es la primera que se edificó de estilo neoclásico en Andalucía, diseñada por el arquitecto cordobés Ignacio Tomás, donde aprovechando fustes romanos de granito levantó las originales portadas, de un clasicismo inusitado y difícil de encontrar por estas latitudes. En su interior encontramos el mejor coro de Écija, tallado en estilo rococó. La imagen de San Pablo fue esculpida por el ecijano Gómez de Navajas (S. XVI).

Las imágenes de Santa Bárbara y la Virgen del patrocinio se relacionan con la obra escultórica de Pedro de Roldán, aunque recibieron un nuevo estofado y policromado en el siglo XVIII. Y Jesús sin Soga, se considera como una de las obras maestras de Montes de Oca, escultor sevillano del siglo XVIII.


IGLESIA ORATORIO SAN FELIPE NERI.

IGLESIA ORATORIO SAN FELIPE NERI.

En 1895 fue servida por los PP. Misioneros del Corazón de María hasta fecha reciente.

La iglesia es de una nave con planta de cruz. Bóvedas de cañón y lunetos en el cuerpo y media naranja en el crucero constituyen las cubiertas del edificio. En las pechinas se hallan escudos de los Patronos.

El retablo principal es moderno y está presidido por la imagen del Corazón de Jesús. A la derecha existe una pequeña imagen de la Inmaculada del taller de Montañés del primer cuarto del siglo XVII y a la izquierda la de San Juan Nepomuceno.

En el ático pintura representando a San Felipe Neri. Es destacable el grupo de “la Sagrada Mortaja”(s. XVIII al XX).

Su fachada es una sencilla edificación de estilo neoclásico.


IGLESIA DE LA CONCEPCIÓN. (HOSPITALITO)

IGLESIA DE LA CONCEPCIÓN. (HOSPITALITO)

La fachada es de estilo renacentista trabajada en ladrillo visto, ajustándose su diseño a un gran arco de medio punto entre pilastras y en la parte superior una hornacina flanqueada por escudos, que contiene una escultura de la Inmaculada portando rosas en sus manos, tal vez simbolizando a la 'Rosa Mística' de la 'Letanía lauterana'.

Protegiendo el conjunto, un pesado tejaroz con casetones ricamente tallados en madera. La espadaña, graciosa y simple, se eleva con pilastras salomónicas, corresponde al s.XVIII.

En el interior sorprenden los ricos artesonados de lacería mudéjar, sobre todo el octogonal que techa el presbiterio (s.XVI).

El retablo es barroco del siglo XVII, con grandes columnas salomónicas y en el camarín, presidiendo el conjunto, la 'joya' del Hospitalito, la preciosa imagen de la Inmaculada de Escuela Andaluza del siglo XVI.

El opulento púlpito barroco labrado en mármoles es del siglo XVIII.