Gastronomía Típica

Platos:

Sopa de Gato: Derivada de la "sopa de ajo" pero añadiendo al refrito de ajo, tomates pelados y pimientos verdes. Una vez echo, se rehogan pequeñas rebanadas de pan, añadiendo caldo de puchero o bien agua caliente. Consumido casi todo el líquido, se escalfan los huevos. Se pueden añadir espárragos y almejas.

Espinacas labradas: Hervidas las espinacas y sin líquido, se "majan" juntamente con ajo crudo, comino, vinagre y sal. Aparte se hará un refrito con ajos y trozos de pan, que servirán para decorar el plato. Se añade al aceite pimentón dulce y luego se mezcla con las espinacas. Se sirve en frío.

Cazuela de espárragos trigueros: Se hace un refrito de ajos y pimentón dulce, se rehogan los espárragos y se añade un "majado" de comino, pan frito, sal y vinagre. Se cubren de agua y se escalfan los huevos.

Salmorejo: Podríamos decir que es la crema del gazpacho andaluz suavizada, es decir, al no intervenir el agua, la cantidad de sal, vinagre y ajo es menor que en la base del gazpacho, siendo iguales los demás componentes de tomates y pan. Se acompaña con guarnición de pepino, pimiento, jamón picado y huevo duro. Este plato se considera el más popular de La Campiña, cuyo centro es Écija.

Repostería:

Mermeladas: La Comunidad de Carmelitas Descalzas realiza, con productos naturales, riquísimas mermeladas de fresa, de naranja de tres cítricos y de manzanas con pasas.

Yemas ecijanas: Realizadas basándose en yema de huevo y azúcar. Hecha la pasta, se cuece al "baño maría" y se recubre con una capa de azúcar fundido.

Écija elabora un excelente pan y son famosos los "molletes" y "tortas de manteca" que se consumen preferentemente en el desayuno.