ayuntamiento de ecijaEl pleno de la Corporación Municipal de Écija ha aprobado en una sesión extraordinaria que se celebraba este pasado lunes, dos medidas de fiscalidad verde para acogerse a los Fondos de Orientación del Gobierno Central y pagar a los proveedores municipales, como son la eliminación de las bonificaciones a los vehículos más contaminantes y una tasa a las eléctricas por utilizar el espacio público.

Así lo informaba en el día de ayer en rueda de prensa el concejal y portavoz del grupo municipal de Podemos Écija, Mario Perea, el cual, señalo que el objetivo de estas tasas “es refinanciar la deuda municipal a través de este nuevo plan de ajuste aprobado en este pleno extraordinario con el que se apuesta por impulsar los impuestos verdes”.

En concreto, “se ha aprobado que, a partir de 2021, se supriman bonificaciones fiscales a vehículos que tengan más de 25 años de antigüedad y se cobrará una tasa a las compañías de suministro de electricidad, gas y agua, por el uso de espacios públicos”, unas medidas que “van a servir para cuidar nuestro medio ambiente ingresando dinero para que los proveedores del Ayuntamiento de Écija, pequeñas y medianas empresas, cobren por sus servicios cuando corresponde”, indicaba el portavoz de la formación morada.

El cual, añadía que “se trata de cobrar impuestos a las actividades más contaminantes como es el caso de los coches de más de veinticinco años y a quienes más tienen, y de ir favoreciendo, también con medidas fiscales, la generación de riqueza a partir del uso de energías renovables”; eso va a suponer, según los cálculos de los técnicos municipales “un ingreso de 151.000 euros al año a partir del 2021”.

Mientras que el peaje que “promueve Podemos Écija a las eléctricas por cada metro lineal de tendido eléctrico que sobrevuela terrenos municipales, permitirá ingresar unos 70.000 euros al año, según los técnicos de Hacienda y que ya fue aprobado en un pleno que se celebró en enero de 2017”, según explica el concejal Mario Perea, que añade que “esta medida la negociamos con el Gobierno Local (PSOE) para que se incluyera en el Presupuesto Municipal para este año, lo que demuestra que cuando se quiere, se puede, ya que estas dos medidas fiscales van a permitir un ahorro de 221.000 euros, gravando actividades contaminantes y protegiendo de paso al medioambiente para poder pagar antes a los proveedores de nuestro ayuntamiento”.