Mirador de Peñaflor apuntaladoLa Comisión Local de Patrimonio que tenía lugar el pasado mes de julio ha aprobado la rehabilitación y restauración del mirador de los Marqueses de Peñaflor, un proyecto para un edificio histórico de la Plaza de España que la administración ecijana pretende llevar a cabo a través del programa Supera de Diputación Provincial de Sevilla.

Así lo ha dado a conocer el Delegado de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, el cual ha afirmado que “se trata de un proyecto ilusionante en el que los técnicos municipales han estado trabajando durante la cuarentena, el cual, dará una nueva vida a este edificio sobre el que actualmente pesa un expediente de ruina urbanística”.

Un proyecto, en el que “los técnicos municipales han hecho una investigación exhaustiva desde el año 1.600 hasta nuestros días, con el objetivo de constatar el aspecto original de este mirador, que se encuentra concebido en sus inicios como una ventana a la plaza de España, lugar donde se llevaban a cabo muchos eventos públicos”, ha señalado Gómez, que añade que es “fruto de esta investigación, en la que se ha demostrado que la actual estructura está adulterada respecto al original, a raíz, sobre todo, de un incendio registrado en 1.736, y otros proyectos de rehabilitación, como el realizado en 1.934, ya que la idea es volver a esa configuración primigenia previa a 1.736 en un proyecto de en torno a los 580.000 euros”.

En este sentido, desde el consistorio ya “ha estado en conversaciones con Diputación Provincial de Sevilla, que está próxima a desbloquear los fondos del futuro Plan supera VIII, que quedó en suspenso por la crisis sanitaria, en el que el Ayuntamiento de Écija presentará como único proyecto la restauración de este mirador, por lo que espera que para finales de año puedan comenzarse las obras”, ha informado el Delegado de Gestión del Espacio Urbano.

Por último, el delegado municipal se ha referido al proyecto, que "engloba la rehabilitación integral del edificio, con la fachada, estancias interiores, iluminación, rehabilitación de las estatuas que coronaban el mirador, instalación de un ascensor…, todo ello para darle un uso turístico y administrativo como posible futura oficina de turismo y mirador panorámico"; un edificio que “podrá albergar también exposiciones, actos culturales y otros eventos, siempre respetando la estética original, pero añadiéndole nuevas funcionalidades”.