batas de la empresa ecijana en el HAR de EcijaLa empresa astigitana Plasgen, donará a lo largo de esta semana un total de 10.000 batas de plástico impermeables para proteger a los sanitarios en su lucha contra el coronavirus (COVID-19), las cuales, están siendo fabricadas de forma altruista por los trabajadores fuera de su jornada laboral.

Una donación que se entregara en hospitales, centros de salud, residencias de mayores y fundaciones de las provincias de Sevilla y Córdoba, unas batas que se sumarán a las 1.500 que han repartido ya en entre el Hospital de Alta Resolución de Écija; Hospital Comarcal de La Merced (Osuna); Hospital Universitario Reina Sofía (Córdoba); Hospital Universitario Virgen Del Rocio (Sevilla); Hospital Universitario Virgen de Valme (Sevilla); Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla); Centro de Salud El Almorron (Écija), Centro de Salud Virgen Del Valle (Écija); Centro de Salud La Luisiana (Sevilla); Centro de Salud de Carmona (Sevilla); Centro de Transfusión Sanguínea de Sevilla; Residencia Madre (Écija); Residencia de Mayores Asociación Iemakaie (Guadalcazar); Residencia de Mayores San Juan de Dios (Sevilla); Residencia de Mayores Parque Figueroa (Córdoba) y la Fundación Internacional Aproni (Écija).

Una iniciativa “que surge a raíz de la petición, el pasado día 26 de marzo, de una empresaria de Écija cuya sobrina se encontraba trabajando en la UCI de un hospital atendiendo a enfermos de COVID-19 sin EPIS, por lo que se estaban protegiendo con bolsas de basura; atendiendo a dicha petición, ese mismo día, técnicos y responsables de Plasgen comenzaron a estudiar la forma de elaborar este tipo de producto, que no está entre los fabricados por la empresa”.

A partir de ese momento, “entre los distintos departamentos, se estudiaron las diferentes posibilidades para llevarlos a cabo y, al día, siguiente, 27 de marzo, ya se empezaron a producir las batas, además, se decidió perfeccionar el modelo habitual incluyendo protección para los brazos”.

Llevándose los primeros modelos “al hospital Comarcal de la Merced para que los testaran y les dieran el visto bueno, unas batas que las recibieron con gran satisfacción y demandaron todas aquellas que les pudieran servir para su protección frente al coronavirus”.

Unas batas que recientemente “han sido validadas para su uso por parte del Servicio de Medicina Preventiva y la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del Área de Gestión Sanitaria de Osuna”, las cuales se están fabricando de forma totalmente altruista para “proteger a los que nos protegen”, según explica el director comercial de Plasgen, Jesus Rivera.

El cual, añade que “todos los trabajadores de la empresa, desde el primer momento, se ofrecieron voluntarios para la fabricación de las batas impermeables de forma totalmente desinteresada, hasta el punto de hacerlas fuera de su jornada laboral”.

Actualmente, la demanda “se ha disparado y están llegando llamadas y correos electrónicos de diversas entidades sanitarias, centros de salud y residencias de mayores”, por tal motivo, desde Plasgen “existe una plena conciencia de la importancia de que las empresas sean socialmente responsables y contribuyan al bienestar y la cohesión social, así como al desarrollo del tejido productivo, por lo que en un momento tan delicado como el actual era el momento poner nuestro granito de arena y ayudar al personal sanitario”, señala Jesús Rivera.


Compartir: