ÉcijaEl grupo municipal de Écija Puede-Podemos “alerta” y muestra su “preocupación” a través de un comunicado por la falta de medidas para frenar la pérdida de población en la ciudad astigitana, la cual, se encuentra ya por debajo de los cuarenta mil habitantes empadronados en el término municipal de Écija.

Según señala la formación morada en su comunicado, los datos del padrón municipal de Écija informan “que se ha perdido más de 200 habitantes en el último año, ya que de las 40.087 personas que tenía censadas en enero de 2017, se ha pasado a las 39.882 en 2018, lo que deja un total de 998 habitantes menos en los últimos cinco años.

Desde el año 2013 la ciudad está sufriendo una caída demográfica que nos ha dejado por debajo de los 40.000 habitantes, y mientras Écija pierde habitantes, el resto de ciudades medias o grandes municipios los ganan, como Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra y Mairena del Aljarafe, que ha pasado de tener menos habitantes que Écija a superar los 45.800 habitantes oficiales”.

Una pérdida de habitantes “que reduce los ingresos por la participación en los tributos de otras administraciones, como ha reconocido el Gobierno Local del PSOE, a menos habitantes menos dinero nos corresponde por ejemplo por la PATRICA, la participación en los impuestos autonómicos, que rondan los 2 millones por cada anualidad”.

En este sentido, desde el grupo municipal se manifiesta que esta pérdida de población “es el resultado de tantos años y tantos partidos haciendo política con minúsculas, cortoplacista, pensando únicamente a cuatro años en lugar de construir a más largo plazo, poniendo cimientos para el futuro; estando pendiente de ascender en su partido y no del bienestar de sus vecinas y vecinos”, unos datos que dejan claro que esas políticas “provocan que la gente se marche de la ciudad en lugar de querer venir a quedarse a vivir en ella”.

Por último, señalan desde la formación morada que el problema “es el modelo de ciudad de quienes nos han gobernado hasta ahora, que no logra que las personas sean de verdad lo primero, ya que hacen falta medidas audaces y valientes para revertir esta despoblación y creando unas condiciones para que Écija sea una ciudad en la que quedarse y no de la que tener que irse”.


Compartir: