Écija

 



coche policia nacionalUn juzgado de Dos Hermanas (Sevilla) deja en libertad provisional a los diez detenidos a mediados del mes de agosto como presuntos autores de un delito de detención ilegal, extorsión, amenazas de muerte y lesiones a un vecino de Écija en la localidad sevillana de Dos Hermanas, los cuales formaban supuestamente un grupo criminal vinculado al narcotráfico asentado en la barriada sevillana de las Tres Mil Viviendas y en el barrio nazareno de Montequinto.

Los hechos ocurrieron cuando el pasado 14 de agosto la víctima, que reside en Écija, se trasladó hasta la localidad de Dos Hermanas con el objetivo de cerrar un negocio con los ahora detenidos y, cuando estaban todos allí reunidos, tres personas encapuchadas y haciéndose pasar por policías, con chalecos y pasamontañas, irrumpieron en la vivienda apoderándose de 180.000 euros y escapando rápidamente con el botín.

Tras esta circunstancia, "los ahora detenidos, pensaron que se trataba de una estrategia de la víctima para quedarse con esa elevada cantidad de dinero que estaba en juego y con él se pretendía cerrar el negocio".

Por este motivo, los acusados, al sentirse engañados, "retuvieron a la fuerza a la víctima, pidiendo a su mujer en varias llamadas de teléfono 200.000 euros a cambio de su libertad y que se desplazase hasta la localidad de Dos hermanas para entregar el rescate".

Cuando los agentes tuvieron conocimiento de los hechos, rápidamente iniciaron un operativo conjunto entre las comisarías locales de Dos Hermanas y Écija y la brigada provincial de Policía Judicial que culminó en menos de 24 horas con la liberación de la víctima y la detención de los diez presuntos autores por parte de la Policía Nacional de Dos Hermanas, quien ingresaron en prisión posteriormente.

Este viernes, según fuentes del caso han explicado a Europa Press, los diez detenidos quedarán en libertad con medidas cautelares tras la solicitud de las defensas y no negarse la Fiscalía. Así, los investigados no podrán entrar en Écija, localidad en la que reside la víctima, ni acercarse a menos de 500 metros de su domicilio. Del mismo modo, tendrán que comparecer dos veces al mes en los juzgados.


Compartir: