Écija

 

Palacio de PeñaflorLa Oficina del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha abierto una queja de oficio para conocer con mayor detalle el estado del Palacio de Peñaflor en Écija tras su intervención y la programación que permita incluir la puesta en valor y régimen de visitas de este inmueble que "ocupa, sin duda, un lugar preeminente entre la vasta riqueza patrimonial de la ciudad astigitana", según destaca la institución andaluza.

En el texto de la queja, dirigida a la Delegación Territorial de Cultura , Turismo y Deporte en Sevilla y al Ayuntamiento de Écija, la institución recuerda que viene desarrollando una amplia y dilatada labor de atención al eficaz sistema normativo de promoción y protección del patrimonio histórico artístico y destaca "el amplio escenario de intervenciones" que se producen a lo largo de toda Andalucía.

Así, en este actuación, consultada por Europa Press, la Defensoría se refiere a recientes informaciones que hacen mención a la situación y que apuntan que "el Palacio de Peñaflor, los emblemáticos balcones largos de Écija, siguen cerrados medio año después de terminar la primera fase de su restauración y desde que se dijera que se abrirían al público" y señalan, además, que "a pesar de anunciar que en septiembre del año pasado el edificio estaría abierto sin interrupciones, el Consistorio admite que no sabe cuándo podrá abrir el palacio".

Igualmente, según dichas informaciones, "los balcones largos permanecen cerrados tras la apertura parcial al público de julio pasado, cuando se reinauguró el edificio de forma puntual y extraordinaria para el concierto final del ciclo Música en los palacios de Écija. Tras esta, el equipo de gobierno estimaba que para final de septiembre (de 2017), el palacio de Peñaflor sería visitable de forma permanente para los ecijanos y gente de fuera que quisieran venir a visitarlo".

De este modo, Maeztu asegura que, más allá de dichas informaciones, cree oportuno conocer con mayor detalle el estado del inmueble tras su intervención y la programación que permita incluir la puesta en valor y régimen de visitas de este inmueble que "ocupa, sin duda, un lugar preeminente entre la vasta riqueza patrimonial de la ciudad astigitana".

Por ello, considera oportuno incoar esta queja de oficio a fin de conocer el régimen de protección que ostente en la actualidad el Palacio de Peñaflor, su estado de conservación, la relación de intervenciones y proyectos que se hubieran proyectado o ejecutado en los últimos años y el régimen de uso o aprovechamiento y programa de visitas públicas al inmueble.


Compartir: