filtros de la Estación de Tratamiento de Agua Potable de ÉcijaEl Consorcio de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas "Plan Écija" a través de su ente instrumental CIAR, ha elaborado el proyecto para renovación de los falsos fondos de los filtros de arena de la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Écija (ETAP), el cual se encuentra en su fase de licitación.

Según informa CIAR en un comunicado de prensa, la función de la ETAP no es otra que darle un tratamiento al agua bruta que proviene de los embalses del Retortillo y el Bembézar.

Hace unos años, la estación ya fue modificada, ampliando su capacidad hasta los 800 L/s que presenta en la actualidad. En este sentido, hay que tener en cuenta que hoy en día, esta estación abastece a un gran número de municipios, como es el caso de Écija, Cañada Rosal, La Luisiana, Fuentes de Andalucía, La Campana, Marchena, Paradas, Arahal, Morón de la Frontera, Lantejuela, Puebla de Cazalla, Osuna, Marinaleda, El Rubio y Herrera, además de tener habilitados 35 L/s para Fuente Palmera y la Sierra Sur.

La problemática radica en que el abastecimiento de agua para todas estas localidades es insuficiente, puesto que el caudal total asignado asciende ahora a los 980 L/s, superando así la capacidad actual de 800. Es por ello que la renovación y la ampliación de las instalaciones sean necesarias.

Además, hay que añadir que los filtros de arena con los que cuenta la ETAP, se fabricaron en 1968 los de la Estación de Tratamiento original los cuales se ampliaron posteriormente en una segunda fase en 1986, por lo que ya se han quedado anticuados puesto que su instalación se realizó hace más de 30 años.

Por ello, CIAR ha presentado este proyecto que consistirá en una serie de actuaciones que tendrá un proceso de duración de 3 meses, en la primera fase se extraerá la arena agotada mediante medios manuales y mecánicos y posteriormente se llevará a cabo la demolición de los primitivos falsos fondos de crepinas.

Una vez se disponga del vaso del filtro vacío y limpio se comienzan a instalar los nuevos falsos fondos consistentes en unos bloques compactos acoplados unos a otros de manera que el resultado final es una superficie continua disponible para la filtración de agua, así como el posterior lavado del lecho de arena.

Este aumento de superficie repercute en una mayor eficacia tanto del proceso de filtración como de la etapa de lavado del lecho de arena. El resultado final es una mayor producción de agua de consumo humano, así como una mayor eficiencia del proceso.

Una vez montados y nivelados los bloques, se realizará la reparación del vaso de filtro y la impermeabilización del mismo. Para finalizar con el suministro, vertido y relleno de filtro con nueva arena silícea.

Los resultados que se esperan con esta actuación es obtener un mayor rendimiento en la etapa de filtración mediante la introducción de nuevas tecnologías desarrolladas en el campo de la filtración de aguas de consumo humano. Paralelamente se espera, además, mejorar la calidad del agua, todo ello con un mayor ahorro energético.


Compartir: