banquillos san pabloEl Écija Balompié recibirá en el Municipal de San Pablo a partir de las veinte horas de este miércoles 30 de enero, al conjunto del Salerm Puente Genil, en el partido correspondiente a la vigesimosexta jornada en el Grupo X de Tercera División, el cual tuvo que ser aplazado el pasado domingo ante la crisis que atraviesa la entidad ecijana y la falta de jugadores de la primera plantilla.

Municipal San PabloLa agonía del Écija Balompié parece que está llegando a su final y sin esperanzas de supervivencia a falta de siete días para que finalice el presente mes de enero, una situación que continua igual que las últimas semanas o peor ya que no aparece un “inversor-comprador” que se haga cargo de la entidad, además, los empleados anuncian su marcha del club para el día 1 de febrero y con una plantilla muy mermada al marcharse casi la mayoría de los jugadores.

balonNueve jugadores de campo, dos guardametas y varios juveniles conformaron la expedición del Écija Balompié que se desplazaba en la matinal de ayer domingo hasta la localidad sevillana de Coria del Río, para disputar ante los locales del Coria Club Fútbol el partido correspondiente a la vigesimoquinta jornada en el Grupo 10 de la Tercera División, el cual finalizó en tabla.

Écija Balompié vence al C. D. Ciudad de LucenaLa primera plantilla del Écija Balompié, saltaba en la tarde de ayer a un abarrotado Municipal San Pablo para medirse al C. D. Ciudad de Lucena en un encuentro correspondiente a la vigesimocuarta jornada del campeonato liguero en el Grupo 10 de la Tercera División, el cual sería vencido por el conjunto ecijano con más corazón que fuerza mental y física, por la situación en que se encuentra el club.

Municipal de San PabloLa situación del Écija Balompié continúa siendo muy crítica en la mañana de este viernes 11 de enero, donde la solución no llega y el propietario de la entidad parece que sigue mintiendo a todo el mundo, al manifestar en las últimas horas que la deuda ronda ahora los “480.000 euros”, lo que ha provocado más indignación entre los empleados y los jugadores que presionan al surcoreano para que no ponga más trabas y venda si sale un comprador.