gradas san pabloLa incertidumbre continúa en la entidad del Écija Balompié a poco más de veinticuatro horas para que se cumpla el plazo para pagar la deuda de 217.000 euros en la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que es quien lleva la denuncia por impago de los jugadores de la pasada campaña y por la que el club azulino quedará descalificado al no poder presentarse por segunda jornada consecutiva.

Ya que la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), sigue manteniendo el bloqueo de las fichas de los jugadores de la temporada 2019/20, hasta que el club no efectué el pago de la deuda contraída con la anterior plantilla, una deuda que estaría “supuestamente denunciada en los juzgados desde el pasado viernes”, según indico en rueda de prensa el presidente de la entidad, Ángel Gómez Mariscal.

El cual, señalaba en la misma rueda de prensa “que este pasado lunes o martes estaría todo resulto para que el Écija Balompié pudiera ya competir este fin de semana ante el Coria C.F.”, unas palabras de Gómez Mariscal, que con el paso de las horas se las ido llevando el viento ya que nos encontramos a jueves, 29 de agosto, con la misma incertidumbre que la pasada semana, salvo por la aparición en las últimas horas de un grupo que estaría interesado en comprar la entidad azulina.

Así lo señala Bernardo Ruiz, en una información que pública en la web de Mucho Deporte, en la que se indica que “un apoderado y portavoz de un grupo inversor de capital extranjero afincado en Galicia, ha contactado con Javier Blasco, socio de Ángel Gómez Mariscal, para conocer la disposición de la sociedad que rige actualmente los designios del Écija Balompié ante una posible oferta de compra-venta en las próximas horas”.

Un intermediario que “ha sido el encargado de trasladar el interés de los responsables de esta empresa establecida en Galicia por adquirir el paquete mayoritario de títulos accionariales que posee el presidente del consejo de administración del Écija Balompié, Ángel Gómez Mariscal, con el objetivo de asumir el control de la entidad, presentar una oferta en tiempo récord, pactar el traspaso de poderes y abonar las deudas contraídas con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)”.

Sin embargo, Javier Blasco, otro de los propietarios del Écija Balompié “ha rechazado frontalmente la propuesta de entablar negociaciones enfocadas a un traspaso de poderes y su socio, el propio Gómez Mariscal, ha reiterado a sus colaboradores más fieles que el viernes serán saldadas las cantidades pendientes que aún deben cobrar los componentes de la plantilla de la anterior temporada”.


Compartir: