Imprimir

gradas san plabloLos aficionados y simpatizantes del Écija Balompié se encuentra nuevamente con la incertidumbre de no saber si club azulino seguirá adelante o desaparecerá a finales de este mes de agosto, al conocerse que los nuevos propietarios de la entidad astigitana no han efectuado el pago del 50% de lo que se le adeuda a la anterior plantilla, una situación que debe estar resuelta ante del 23 de agosto, ta que de lo contrario la RFAF no tramitará las fichas de los jugadores de la temporada 2019/20.

Así lo indica una información del diario Estadio Deportivo en su edición de internet, en el que señala, que el panorama está muy negro el que se vislumbra en el cielo de San Pablo. La situación es crítica, ya que pese a la insistencia de Ángel Gómez Mariscal, por ahora, presidente del Écija, de que la transferencia se había realizado el lunes, el dinero no ha llegado, lo que ensombrece el futuro azulino.

Hay que recordar que tras la pésima gestión de Yung Gon Park y José Juan Trigás, otros responsables del Écija, la entidad arrastra una importante deuda con la plantilla del pasado año. Según ha podido conocer este diario, alrededor de 215.000 euros, en la que el Écija Balompié, AFE y jugadores pactaron un calendario de pagos que contemplaba un primer pago del cincuenta por ciento, además de un aval para el siguiente plazo.

Esto, pese a las promesas de Mariscal (no hay que olvidar la inoperancia de Javier Blasco, su socio), no se ha cumplido y los jugadores han roto el acuerdo, por lo que si el Écija Balompié quiere competir en la próxima temporada está obligado, ahora, a pagar la deuda por completo. Difícil panorama. Por otro lado, el club recordó el amistoso de hoy en Palma del Río.


Compartir: