Estadio Municipal San PabloEl Écija Balompié se encuentra en una situación crítica tras comunicar en el día de ayer el presidente y propietario de la entidad, Yung Gon Park, ante las cámaras de Écija Comarca Televisión, que “no hay dinero en efectivo para pagar los cinco meses que se le deben a los jugadores, cuerpo técnico y empleados del club”.

Una situación que fue comunicada poco antes a los interesados en el Estadio Municipal San Pablo y que deja a una entidad deportivo con 80 años de historia al borde de su desaparición, ya que, con una deuda estimada de 400.000 euros, la posible solución que daba, Yung Gon Park, fue la “entrada de un inversor o la venta del club”.

En este sentido, los jugadores que se sienten engañados por el presidente y propietario de la entidad, parece que pueden empezar a solicitar la carta de libertad en las próximas horas para volver a sus casas y terminar con esta pesadilla, en la que han mostrado su profesionalidad hasta el último segundo.

Ahora solo queda esperar que aparezca un “mecenas” que se haga cargo o compre la entidad como le ha ocurrido al Fútbol Club Andorra, o poner la fecha de “defunción” del Écija Balompié, ya que nadie confía en la ciudad astigitana de que el coreano pueda sacar al club de esta situación.


Compartir: