0
0
0
s2sdefault

Las aguas del río Genil a su paso por la localidad astigitana ha sido un año más el escenario de las tradicionales actividades deportivas relacionadas con el mundo de las piraguas, al celebrarse durante este pasado fin de semana la decimotercera edición del descenso Batán-Écija y el primer Triatlón de Aventura.

Dichas pruebas se han desarrollado entre las jornadas del sábado y el domingo, comenzando con la celebración del primer Triatlón de Aventura, que consistía en recorrer una distancia a pié, otra bicicleta para terminar con la de piragüismo en pareja en las aguas del río Genil.

Unas aguas del Genil, en las que se han dado cita más de trecientos piragüistas que han llegado desde distintos puntos del territorio nacional para participar principalmente en el tradicional descenso de doce kilómetros, que se realizaba en la jornada de ayer desde la antigua central hidroeléctrica de Batán hasta el embarcadero del parque San Pablo en la Ciudad de Écija.

Una prueba que organiza el Club de Piragüismo Écija en colaboración con el consistorio astigitano, la cual cada año se va consolidando más en el calendario nacional del mundo de las piraguas, que además de ser una actividad deportiva es también una fiesta al celebrarse dos jornadas de convivencia en torno a las aguas del río Genil.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar