torre de Santo DomingoEsta semana, la Asociación de Amigos de Écija ha realizado nuevamente una llamada de atención sobre la preocupante situación de dejadez y abandono en que se encuentran las torres ecijanas de Las Gemelas y Santo Domingo, las cuales siguen deteriorándose peligrosamente con el paso de los años.

Una denuncia que no es nueva para la asociación por la defensa y conservación del patrimonio Histórico-Artístico de la Ciudad de Écija, que una vez más pone su foco de atención sobre estas torres ecijanas de Las Gemelas (una de estas dos torres gemelas sufría la caída de un rayo en 2014 y se tuvo que apuntalar de urgencia) y de Santo Domingo, las cuales están sufriendo un continuo deterioro en su estructura y en la que es frecuente que se produzcan desprendimientos de cascotes a la vía pública, motivo por el cual lleva más de doce años con una malla protectora en el caso de Las Gemelas y hasta más veinte en la torre de Santo Domingo.

En este sentido, desde Amigos de Écija se recuerda “que en el año 1990 la administración ecijana y la andaluza firmaron un protocolo de actuación para la restauración y rehabilitación de torres y espadañas que se encuentran ubicadas en Écija, así como su iluminación”, una situación “que continua igual treinta años después en algunas de las torres ecijanas, que no han sido restauradas y que se encuentran en peor estado que hace casi tres décadas”.

Por último, la asociación astigitana “reclama a los políticos y la sociedad ecijana su implicación en la defensa y protección del conjunto de torres y espadañas de la Ciudad de Écija, para que no presenten este estado tan lamentable de deterioro y ruina que presentan en algunos casos”.


Compartir: