Imprimir

fiestas coloniales de los huevos pintadosLa localidad carrosaleña celebró este pasado Domingo de Resurrección en la conocida como la Plaza Santa Ana, sus tradicionales y características fiestas coloniales de los huevos pintados, en las que participan cada año un gran número de habitantes del municipio.

Según señala la administración carrosaleña, la fiesta daba comienzo al mediodía con la inauguración de una exposición de las canastas de huevos pintados por alumnos y alumnas de los diferentes centros educativos de esta localidad sevillana, además de abrirse las puertas del Mercado Colonial Benéfico, en el que se pusieron a la venta productos típicos como el potaje colono, el gazpacho, la sangría o los huevos pintados.

Una jornada festiva y de convivencia de los vecinos y vecinas de Cañada Rosal, que estuvo amenizada por las actuaciones de la chirigota local “El siglo de las Luces” y de la charanga, “La Banda del Pirata”, mientras que los más pequeños estuvieron realizando talleres, pintando huevos cocidos, además del tiro con arco o el juego de pesca, que fue organizado por el Club Deportivo “Amigos de la Pesca”.

Una fiesta colonial, que finalizaría por la tarde con la entrega de premios del concurso de los huevos pintados comenzó, y en la que se vendieron otros productos como chocolate, postres caseros y las peculiares sopaipillas, con lo que se puso el punto final a uno de los eventos más esperados en Cañada Rosal.

El cual, está organizado por la Asociación de Amigos “27 de agosto” y la administración carrosaleña, que contaron con la colaboran de las diferentes asociaciones y hermandades de Cañada Rosal que participaron en esta fiesta que patrocina la Diputación de Sevilla.


Compartir: