Simpecado de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocio de ÉcijaEl Simpecado de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocio de Écija descansa desde hace unas horas en su templo de la Iglesia de Santa María Nuestra Señora, tras culminar ayer martes once de junio, su tradicional peregrinación anual a la aldea almonteña de El Rocío para ver una vez más a la Blanca Paloma.

Han sido diez días de peregrinación para la hermandad ecijana desde que abandonará la ciudad astigitana el pasado uno de junio, un camino que se ha realizado tranquilo y sin sobresaltos salvo por la calor de los primeros días que hizo que el caminar de los peregrinos fuera algo más pesado que en el resto de las jornadas, en la que las temperaturas acompaño a la Hermandad del Rocío de Écija, que el pasado sábado se presentó oficialmente ante la Hermandad Matriz de Almonte.

Una peregrinación de 2019 que culminó en la tarde-noche de ayer con la llegada a las inmediaciones de la pedanía ecijana de Villanueva del Rey, donde la carreta con el Simpecado de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocio de Écija fue bajado de su remolque para realizar la entrada en la ciudad, en la que sería recibida y acompañada en su recorrido urbano por las autoridades locales y numerosos ciudadanos hasta su entrada en su templo.

Foto: @HdadRocioEcija


Compartir: